Griselda Rocamora | Alimentos para combatir la astenia primaveral
1076
single,single-post,postid-1076,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 
nature-3184889_1920

Alimentos para combatir la astenia primaveral

La semana pasada dimos la bienvenida a la primavera. Esta estación me encanta: el día es más largo, hay más horas de luz, empieza a hacer buen tiempo, se llenan las calles de gente, vestimos colores más vivos…¡y en general se respira más alegría! ¿No lo notáis? Estudios realizados por expertos en neurología explican que ocho de cada diez personas se sienten de mejor humor cuando empieza la primavera.

Sin embargo la primavera llega con un problema que afecta también a muchas personas: la astenia primaveral. Se trata de una sensación de fatiga en el cambio de estación, del invierno a la primavera, y su origen no está del todo definido. Se puede producir tanto debido al estrés como a enfermedades orgánicas o psicológicas, pero no se trata de ninguna enfermedad de por sí. Lo que está claro es que las variaciones del horario solar y el clima afectan al ciclo hormonal de las personas, haciendo que estas se sientan más débiles, con menos energía física e intelectual, incluso a veces con déficit vitamínico, ansiedad y depresión, y también debilidad del sistema inmune, lo que conlleva a una mayor predisposición a la hora de enfermar.

Se puede prevenir de muchas formas, como por ejemplo haciendo ejercicio físico, evitando el tabaco y el alcohol, mejorando la calidad del sueño y durmiendo ocho horas diarias, evitar las situaciones de estrés, mantener unos horarios más o menos fijos, así como también una buena hidratación.

Como se dice, somos lo que comemos, por lo que lo más importante es tener una alimentación saludable basada en alimentos reales que nos aporten vitaminas, minerales y nutrientes a nuestro cuerpo, ya que esto nos ayudará a mejorar la salud y a sentirnos mejor, tanto por dentro como por fuera. Por lo tanto os voy a recomendar una lista de alimentos que os podrán ayudar a prevenir y combatir la astenia.

  1. Los vegetales de hoja verde nunca pueden faltar en tu alimentación. Son ricos en ácido fólico, un nutriente esencial a la hora de combatir la fatiga, la debilidad y la irritabilidad, por lo que consumirlos en crudo nos aportará aún más vitalidad. La clorofila es el componente que les da el color verde y nos ayuda a limpiar las toxinas de nuestro organismo.
  2. Los carbohidratos de lenta absorción que nos brindan los cereales integrales son esenciales para darle energía al cuerpo durante más tiempo, sobretodo en situaciones en que se sufre de astenia. Elige aquellos que sean integrales ya que tienen más fibra y nutrientes y además te ayudan a mantener los niveles de azúcar en sangre. ¿Qué os parece si empezamos el día desayunando un buen porridge de avena con fruta y nueces?
  3. Las nueces son otro alimento que os recomiendo por su alto contenido en omega-3. Son una fuente de grasas saludables que nos ayuda a combatir el cansancio y la depresión, así que añade un puñado de frutos secos a tu día a día ¡y notarás como tu estado de ánimo mejora!
  4. Hay un alimento que a todo el mundo le encanta, y si se elige con cabeza, puede ser muy benenficioso: el chocolate. Os recomiendo el chocolate puro o por lo menos con un 80% de cacao, ya que es rico en antioxidantes y en polifenoles, que ayudan a la segregación de serotonina en el cerebro.
  5. Una de las causas de la astenia puede ser la deshidratación, por lo que introducir alimentos ricos en agua puede ser una gran ayuda. Mi recomendación es una fruta que, ahora que comienza el buen tiempo, empezaremos a ver: la sandía. Es una fuente muy rica de electrolitos, así como también potasio, vitamina C, licopeno y hierro, nutrientes que ayudan a combatir la fatiga.
  6. ¿Qué mejor aliño para tus ensaladas de hoja verde que un buen aceite de oliva virgen extra? El AOVE posee altos contenidos de vitamina A, D, E y K. También nos aporta ácido oleico, que mejora y proteje nuestro sistema inmune, y es rico en polifenoles, por lo que es un buen antioxidante y regenerador celular.
  7. Otra fruta que siempre recomendaría son las fresas. O más bien todos los frutos rojos en general: antioxidantes, ricos en vitamina C y ácido fólico. Pequeñas golosinas que nos brinda la naturaleza llenas de nutrientes beneficiosos para nuestra salud.
  8. Las legumbres, como por ejemplo las lentejas, tienen un alto contenido en hierro y son también una gran fuente de fibra, vitaminas del grupo B y otros minerales, con lo que nos ayudarán a hacer frente a la sensación de agotamiento. Compleméntalo con cualquier otro alimento rico en vitamina C, y ayudarás así a tu cuerpo a absorber y asimilar mejor el hierro.
  9. El plátano no debería faltar tampoco en vuestro hogar, una fuente de energia que ayuda a aumentar los niveles de triptófano, el aminoácido precursor de la serotonina, la hormona de la felicidad.
  10. Y por último, os recomiendo un indispensable para mi: la levadura nutricional. A parte de dar un delicioso sabor a tus platos, es una fuente completa de proteína y tiene un alto contenido de vitaminas del complejo B. Además contiene hierro, magnesio y zinc, entre otros minerales.

Esta primavera, ¡que no falten todos estos alimentos en tu despensa! Y ahora, sal a la calle, practica algún deporte, llénate de la vitamina D del sol, disfruta de la naturaleza y ¡despídete para siempre de los síntomas de la astenia primaveral!

No hay comentarios

Deja tu comentario

cuatro × 3 =