Griselda Rocamora | Deporte: el mejor aliado antiestrés
1072
single,single-post,postid-1072,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 
esport

Deporte: el mejor aliado antiestrés

Hoy en día, según la OMS, el 21% de las dolencias vienen producidas por el estrés, y es que es una gran parte de la sociedad actual la que sufre de este problema bautizado como “la enfermedad del siglo XXI”.

El estrés puede desencadenar otro tipo de trastornos psicológicos como por ejemplo ataques de pánico, ansiedad, depresión, insomnio y obsesiones. El Centro Médico de la Columbia University demostró que el estrés aumenta el nivel de hormonas en la sangre y acelera la presión arterial, aumentando así el riesgo cardíaco en la misma medida que lo hace fumar 5 cigarrillos diarios. ¿Sorprendente, no?

También tiene otros efectos negativos en la salud, como por ejemplo puede afectar la regularidad del ciclo menstrual, producir úlceras o acné, reducir el deseo sexual y la fertilidad, perjudicar la pérdida de cabello y potenciar los atracones por hambre emocional.

Es muy importante identificar los factores que originan el estrés: el trabajo o los estudios, la situación familiar, la relación de pareja, amistades tóxicas…para así poder afrontarlo y liberar a tu cuerpo y a tu mente de estas situaciones.

Hay muchas técnicas que te ayudarán a relajarte y aliviar el estrés. Se ha puesto de moda el mindfulness y la meditación para bajar las revoluciones, así como también es un buen mecanismo la respiración diafragmática desde el vientre. Puedes pintar mandalas, escuchar música o bailar, pero yo te propongo una actividad que te ayudará: el deporte.

La actividad física te ayudará a tener salud pero también a relajar el organismo. No importa cuando: entre horas, después de un día de tensión o antes de comenzar la jornada para llenarte de energía.

¿Vale cualquier actividad física? Sí, en absoluto. Pero dependerá de cada persona. ¡Por eso te animo a que pruebes y averigües cual es la tuya! Se ha estudiado que lo ideal sería practicar durante un tiempo de entre 5 y 30 minutos ejercicios aeróbicos que nos ayudarían a conseguir esta sensación de calma, como por ejemplo una caminata, patinar, bailar, correr, ir en bicicleta, etc. Con eso reduciríamos los niveles de tensión, mejoraríamos el humor y la calidad del sueño, y nos sentiríamos mucho mejor, tanto por dentro como por fuera.

Sin embargo hay personas que se verían más beneficiadas con una actividad más pausada, como por ejemplo yoga o pilates, ya que ambas implican técnicas de relajación. O tal vez tu ejercicio ideal es algo más explosivo, como kick boxing o combat fitness, que te ayudan a deshacerte de todas las preocupaciones con mucha concentración y movimientos rápidos y precisos.

¿Y para mi? Correr, sin duda. Correr es una de mis pasiones y me ayuda en mi día a día, a liberarme de todas las tensiones y llenarme de energía y optimismo. Muchos estudios han demostrado que las personas que corren por la mañana son más eficientes dado que ayuda a reducir el estrés, la ansiedad y el cansancio, tanto físico como mental, y mejora la capacidad cognitiva, de alerta y la concentración.

Todo esto se debe a que a la hora de practicar deporte, nuestro cerebro libera unas determinadas hormonas. Se trata de la serotonina, la dopamina y las endorfinas.

  • La serotonina es la conocida hormona de la felicidad, y su incremento nos permite disfrutar de la sensación de calma, de un mejor sueño y evitar los atracones.
  • La dopamina es la hormona que nos genera una sensación placentera, y de aquí sale la sensación de que el ejercicio genera adicción, nos engancha, pero eso nos ayuda a reducir o evitar otras adicciones que podrían ser perjudiciales para nuestra salud.
  • Y por último las endorfinas, que son las más conocidas y las que nos brindan la sensación de euforia, alegría y satisfacción en la práctica del ejercicio físico, así como bienestar, reduciendo las sensaciones de dolor, sufrimiento y estrés.

Tener un estilo de vida saludable es esencial para ser feliz. Si comes sano y haces deporte, notarás como todo a tu alrededor mejora, ya que en tu interior comenzarás un proceso de cambio hacia la plena salud, el bienestar y la felicidad.

¿No sabes por donde empezar? ¡Yo te ayudo! Te invito a que consultes en mi página web los servicios de coach y asesoramiento que ofrezco, o que contactes directamente conmigo, para poder ayudarte a dar el primer paso en tu camino hacia la mejor versión de ti mismo.

¡Dile adiós al estrés de una vez por todas! 

No hay comentarios

Deja tu comentario

6 + 2 =