Griselda Rocamora | Los hipopresivos, qué son y cuales son sus beneficios
892
single,single-post,postid-892,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 
hipopresivos

Los hipopresivos, qué son y cuales son sus beneficios

Los hipopresivos son una serie de ejercicios que combinan la postura y la respiración para conseguir múltiples beneficios.

Con esta práctica se pretende reeducar nuestra postura con unos ejercicios de corrección postural combinados con técnicas de respiración consiguiendo “menor presión” de ahí la palabra “hipopresivos” y por lo tanto llevar a nuestro cuerpo al equilibrio y bienestar.

Los ejercicios hipopresivos se empezaron a utilizar hacia los años 80 como una práctica de recuperación tras el parto (siempre después de la cuarentena) al verificar que los abdominales tradicionales eran perjudiciales para las recientes madres. También se utilizaba para potenciar la figura en los culturistas (al conseguir una reducción de la cintura y una acentuación de la figura).

Actualmente los ejercicios de corrección postural se están empezando a practicar debido al aumento de problemas en la columna vertebral. Son muchas las personas que sufren de dolores de espalda y de patologías derivadas de éstos, como consecuencia de una mala postura en el puesto de trabajo (personas que pasan toda la jornada sentadas al teléfono o al ordenador, trabajadores o empleadas que levantan peso sin tener en cuenta cómo hacerlo correctamente, movimientos que se realizan de forma repetitiva…), sin olvidar a los estudiantes o jóvenes cada vez más dedicados a pasar su tiempo libre sentados frente a un ordenador, viendo la tele o jugando a los videojuegos en lugar de hacer deporte o jugar al aire libre.

Las técnicas de respiración incorporadas a los a los ejercicios consigue un aumento del beneficio y una mayor mejora de las patologías a las que los hipopresivos consiguen ayudar.

Está indicado tanto para mujeres como para hombres y para todas las edades, niños y mayores. Es un ejercicio fácilmente adaptable a las necesidades personales. Y su práctica consigue beneficios a diferentes niveles:

  • Hace disminuir el dolor de espalda.
  • Fortalece el abdomen.
  • Reduce la cintura.
  • Mejora la flexibilidad.
  • Aumenta la capacidad torácica.
  • Mejora el ritmo de la respiración.
  • Fortalece el suelo pélvico.
  • Disminuye el estrés.
  • Mejora la postura.

 

Gracias a sus beneficios se recomienda para todas aquellas personas que sufran problemas de espalda, de pérdidas de orina, de asma, de estrés… o que quieran mejorar su aspecto físico, su rendimiento deportivo o recuperarse mejor tras el parto (nunca durante el embarazo o antes de la cuarentena).

Los ejercicios hipopresivos suele ser variados pero se basan en adoptar la postura adecuada en primer lugar, realizar varias respiraciones largas y profundas a un ritmo muy lento. Continuar con una exhalación completa (para ello sacar el aire por la boca como si se quisiera empañar un cristal). Una vez hemos sacado todo el aire fuera, se realiza una apnea (no respirar durante unos segundos), mientras estamos con la apnea abrimos las costillas y el abdomen y el suelo pélvico se meten bien hacia adentro, reduciendo la cintura. Podemos mantenernos ahí o hacer algún movimiento muy suave y lento. Por último realizamos una inspiración suave para volver a llenar nuestros pulmones de aire.

Para lograr nuestros objetivos debemos:

  • Contar con un especialista que nos indique la postura y guie la respiración. Se tiene que tener en cuenta que tanto los movimientos como las respiraciones pueden conseguir múltiples beneficios pero también provocar el efecto contrario sino se hacen correctamente.
  • Ser perseverantes y constantes. No es suficiente con hacerlos de vez en cuando, para obtener resultados positivos debemos realizarlos con frecuencia. Será el especialista el que marque una pauta y nos recomiende los ejercicios más adecuados para cada uno.

Acompaña tus ejercicios hipopresivos con una alimentación equilibrada y en general unos hábitos saludables (dormir las horas necesarias, evitar el estrés y las tensiones, hacer deporte…) y verás aumentado tu bienestar.

 

Tags:
No hay comentarios

Deja tu comentario

3 × tres =